Lo que arde

Sinopsis

Amador acaba de salir de la cárcel, donde ha cumplido condena por haber provocado un incendio. Sin nadie que vaya a recogerle, vuelve a la casa de su familia, en una olvidada aldea de las montaña lucenses, para tener una tranquila vida junto a su madre Benedicta, su perra Luna y sus tres vacas. Todo transcurre con normalidad y sosiego en la naturaleza hasta que se desata un nuevo y violento fuego que arrasa la zona. En ese momento, todas las miradas de una población en peligro mirarán a Amador.

Aunque detrás de los incendios que, cada año, asolan los fértiles paisajes gallegos hay motivos que van desde lo natural a lo climático, pasando por lo demográfico, político y hasta económico, la opinión pública siempre tiende a buscar un único culpable, ese mal llamado pirómano que, como cabeza de turco, pague por los pecados de algo mucho mayor que él. Con la intención de repartir más equitativamente culpas e inocencias en lo que atañe a estos terribles fuegos, Oliver Laxe (Mimosas) convierte a un hombre estigmatizado por la sociedad en protagonista de su tercer largometraje. Premiada en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, Lo que arde aprovecha la inmensa belleza de la región de Os Ancares (Lugo) para enmarcar un film hermoso y apabullante, de emociones contenidas que, inevitablemente, terminan combustionando. Los debutantes Amador Arias y Benedicta Sánchez encabezan el reparto de este emocionante retrato de un mundo al borde de la completa extinción, el de la Galicia rural, donde todavía sobreviven tradiciones milenarias y el respeto por la naturaleza que los acoge.