Mientras dure la guerra

Mientras dure la guerra

Sinopsis

Verano de 1936. Miguel de Unamuno es destituido como rector de la Universidad de Salamanca por apoyar públicamente el levantamiento militar, convencido de que traería orden a la convulsa España. Mientras tanto, el general Franco, decidido a hacerse con el mando único de la guerra, une sus tropas a la sublevación. Cuando instale su cuartel general en Salamanca, Unamuno, que se cuestiona su posición inicial ante la deriva sangrienta y represiva del conflicto, irá a verle para hacerle una petición.

Cuatro años después de su última película (Regresión), y quince desde su última producción en español (la oscarizada Mar adentro), el ganador de ocho premios Goya Alejandro Amenábar se acerca a un acontecimiento histórico (principios de la Guerra Civil) que encuentra reflejo en la actualidad. Fruto de un exhaustivo proceso de documentación y análisis de los hechos reales, Mientras dure la guerra se centra en la figura del intelectual Miguel de Unamuno, un hombre que apoyó el levantamiento militar en sus principios, pero que, hororizado por la violenta represión, fue virando su postura hasta pronunciar su famoso discurso en el Paraninfo de Salamanca. Rodada en algunos de los lugares donde ocurrieron los sucesos que aborda y con un sobresaliente diseño de producción, la cinta aboga por el pensamiento libre ante las dinámicas opresoras, a la vez que habla de esas dos españas que, todavía hoy, discuten exaltadamente sobre de dónde viene y hacia dónde debería ir nuestro país. Karra Elejalde (Que baje Dios y lo vea) lidera, en la piel de Unamuno, un elenco plagado de ganadores del Goya como Eduard Fernández (Todos lo saben), Luis Zahera (El reino) o Nathalie Poza (70 Binladens), a los que acompañan Santi Prego (La sombra de la ley) y Mireia Rey (100 metros) como el matrimonio Franco.