Espías con disfraz

Espías con disfraz

Sinopsis

Lance Sterling es el mejor espía del planeta. Elegante, encantador y con nervios de acero, es todo lo contrario que Walter Beckett, el científico que construye sus gadgets. Lo que le falta de habilidades sociales, Walter lo compensa con ingenio e inventiva. Su última creación dará a Lance el disfraz de incógnito perfecto: una paloma. Sin embargo, cuando la transformación resulte ser irreversible, tendrán que aprender a confiar mutuamente y trabajar juntos para salvar al mundo de un gran peligro.

A partir del cortometraje Pigeon Impossible, de Lucas Martel, el estudio BlueSky (responsable de la saga Ice Age) propone una loca comedia de animación ambientada en el universo del espionaje internacional. Los protagonistas son el agente secreto más famoso del planeta (un elegante y arrogante hombre de acción que siempre actúa en solitario) y el ingeniero que crea sus fascinantes artilugios (un joven torpe, pero inteligente, que siempre busca la forma de que sus inventos provoquen el menor daño posible). Con la intención de iniciar a los más pequeños en el género que ha creado mitos como James Bond o Jason Bourne, los debutantes Nick Bruno y Troy Quane reúnen en Espías con disfraz todos sus elementos más característicos, desde exóticas localizaciones a lo largo del globo, hasta acción trepidante y un variado repertorio de gadgets. El nominado al Oscar Will Smith (Géminis), como el héroe convertido en paloma, y Tom Holland (Spider-Man: Lejos de casa), en el papel de su improvisado compañero, ponen voz a esta extraña pareja que, mientras intenta salvar el mundo, descubrirá el valor de la amistad y el trabajo en equipo. Completan el reparto Karen Gillan (Jumanji: Siguiente nivel), Rashida Jones (El gran año) y Ben Mendelsohn (Capitana Marvel), entre otros.