El despertar de las hormigas

El despertar de las hormigas

Sinopsis

En un pueblo de Costa Rica, Isabel se pasa el día cuidando de su esposo y de su familia: eso aprendió y eso enseña a sus hijas. Pero cuando su familia política la presiona para tener otro hijo varón, una serie de revelaciones la llevan a cuestionar sus verdaderas convicciones. El hastío, el calor, los insectos y las tensiones familiares empezarán a revolver la imaginación de Isabel, quien, a sus 30 años, debe decidir entre si seguir haciendo lo que los demás esperan de ella o rebelarse.

Coproducción entre Costa Rica y España, El despertar de las hormigas (2019) es la opera prima de Antonella Sudasassi , quien comenzó este proyecto cinematográfico en 2015, persiguiendo explorar la sexualidad en las etapas vitales de la mujer. Fruto de esta investigación es el cortometraje La niñez (2016), y la presente película, que se presentó este año primero en la Berlinale, y después en el Festival de Málaga. En palabras de su directora, El despertar de las hormigas explora las violencias domésticas que no se cuentan, las que se silencian y se guardan en casa. En un contexto internacional de gran movilización feminista, con iniciativas que transcienden las fronteras, como #MeToo o #NiUnaMenos, la película propone evidenciar los machismos, romper con las costumbres patriarcales y reeducar en el amor, y lo hace a través de la pequeña revolución (interna y exterior) de Isabel (interpretada por Daniella Valenciano), quien emprende un "viaje de descubrimiento y replanteamiento de su identidad en su proceso profundo de resistencia social y hermosa transformación". El despertar de las hormigas obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Seattle. En su retrato de la femineidad a través de los pequeños gestos, de las miradas, palabras y también silencios, la crítica ha encontrado paralelismos entre la película de Antonella Sudasassi y el cine de otras directoras como Lucrecia Martel o Naomi Kawase.