Toy Story 4

Sinopsis

Aunque Woody se despidió de Andy y ahora tiene una nueva vida junto a la pequeña Bonnie, sus prioridades de cuidar y hacer felices a sus dueños nunca han cambiado. Por eso intenta integrar en el grupo a Forky, un tenedor de plástico en plena crisis existencial que Bonnie ha convertido en su juguete favorito. Tras un contratiempo durante una excursión familiar, Woody, Buzz y los demás tendrán que tomar un camino alternativo que les hará reencontrarse con viejos amigos y conocer a otros nuevos.

Casi una década después de cerrar una de las trilogías más brillantes de la historia del cine de animación, Woody, Buzz y compañía regresan en Toy Story 4. Josh Cooley, que fue nominado al Oscar por el guion de Del Revés, debuta como director de un largometraje con una entrega que permite al espectador descubrir nuevos aspectos de estos icónicos personajes. La mezcla de nostalgia, imaginación, humor y aventuras se mantiene intacta en esta película que, como ya es habitual en la franquicia, viene acompañada por un impecable apartado visual. En esta ocasión, la historia sitúa a los protagonistas en un nuevo entorno, junto a una nueva dueña y nuevos compañeros de juegos, y ante un viaje en carretera que les hará experimentar reencuentros que les harán ver lo grande que puede ser el mundo para un juguete. El cambio y la evolución personal se convierte en el tema principal del film, donde el oscarizado Tom Hanks (Los archivos del Pentágono) y Tim Allen (Uno para todas) vuelven como las voces de estas criaturas de plástico con emociones, preocupaciones, confianzas e inseguridades completamente humanas. Les acompañan los nuevos fichajes de Christina Hendricks (Los extraños: Cacería nocturna), Keanu Reeves (John Wick: Capítulo 3 - Parabellum) y Tony Hale (Con amor, Simon), entre otros.