Viva la vida

Sinopsis

Juan acaba de perder su casa porque la puso como aval para un prometedor negocio que ha resultado ser un desastre. Su mujer Ana todavía no lo sabe y sigue viviendo en la opulencia hasta que, un día, toda la familia se ve obligada a mudarse con los padres de Juan. Una vez allí, la pareja se enfrentará a su nueva situación de dos maneras muy diferentes: mientras él sigue persiguiendo una quimera que lo cambie todo, ella se vuelca en la empresa familiar de fontanería y algún que otro trabajo extra.

Con una dilatada carrera televisiva al mando de series como Hospital Central o Sin tetas no hay paraíso y ayudante de dirección en la mítica Conan, el bárbaro, José Luís García Berlanga, hijo del inolvidable cineasta madrileño, dirige su segundo largometraje más de 30 años después de su ópera prima, Barrios altos. En Viva la vida, el realizador propone una divertida comedia que se contagia del espíritu mediterráneo de la ciudad de Valencia, lugar donde transcurre la historia de una familia que, tras perder su casa por un mal negocio, tendrá que reponerse en la casa de los padres de su protagonista. Esta complicada situación, que terminará desencadenando una importante crisis matrimonial, es abordada con mucho sentido del humor y situaciones disparatadas provocadas por la diferente forma en que la pareja afronta los problemas (ella con cordura y humildad, él con ideas rocambolescas). Pablo Chiapella (Perdona si te llamo amor) y la debutante Laura Romero lideran el reparto de esta cinta sobre las cosas verdaderamente importantes de la vida donde también participan Guillermo Montesinos (Parada en el Infierno) y Cristina Perales (Los últimos días), entre otros.