Un hombre fiel

Sinopsis

Marianne y Abel eran novios, hasta que ella le abandonó por su mejor amigo, Paul, con el que poco después tuvo un hijo. Ocho años después, Paul muere, Marianne se reencuentra con Abel y ambos deciden retomar su relación. Esto provocará los celos de Joseph, el vástago de Marianne y Paul. Además, también sufrirán la oposición de Eva, la hermana de Paul, que desde joven ha estado enamorada en secreto de Abel, y ahora hará cualquier cosa para destruir este romance y conseguir que se fije en ella.

Mientras en su primera película como director (Los dos amigos), el actor Louis Garrel (Mal genio) contaba una historia de personas que se esforzaban por expresar sus sentimientos, en su segunda experiencia detrás de las cámaras hace todo lo contrario y muestra un grupo de personajes que dudan y ocultan sus emociones. Un hombre fiel aborda un tema tan cotidiano como las relaciones amorosas con más ingenio e ironía que melancolía o melodrama y compone una divertida comedia que, si bien no arranca carcajadas, sí permite al espectador identificarse con sus protagonistas y disfrutar con las idas y venidas de parejas rotas, recompuestas o deseadas, cuyos verdaderos pensamientos son expresados a través de una omnipresente voz en off. El propio Garrel se reserva el papel principal de esta película, premiada en el Festival de San Sebastián, donde forma un triángulo amoroso con Laetitia Casta (No molestar), como su ex novia y madre de un celoso niño de 8 años interpretado por el debutante Joseph Engel, y Lily-Rose Depp (La bailarina) en la piel de una joven dispuesta a todo para enamorarle.