Timadoras compulsivas

Timadoras compulsivas

Sinopsis

Josephine Chesterfield es una elegante y glamurosa británica que mantiene su lujoso tren de vida a base de timar a algunos de los hombres más ricos del mundo. Todo cambia cuando conoce a Penny Rust, una compañera de profesión cuya especialidad es improvisar en los bares. Aunque tienen métodos completamente diferentes, estas dos expertas en desplumar a indeseables que se han portado mal con las mujeres unirán fuerzas para intentar estafar a un ingenuo multimillonario de la industria tecnológica.

Tras labrarse una considerable reputación televisiva que le ha llevado a ganar dos premios Emmy, Chris Addison (Veep) debuta como director de un largometraje con Timadoras compulsivas, segundo remake de la comedia de 1964 Dos seductores tras el protagonizado por Michael Caine y Steve Martin en 1988. Los embaucadores que protagonizaron aquellas se convierten ahora en dos mujeres de métodos muy diferentes, pero ambas expertas en el arte de la mentira y el engaño, que unirán sus fuerzas para llevar a cabo un golpe maestro y, por el camino, terminarán aprendiendo la una de la otra. Más allá del cambio de género en sus personajes principales, la cinta da una vuelta de tuerca al material original y propone una historia completamente nueva repleta de gags y situaciones disparatadas que encuentra su mejor activo en la combinación de humor físico de Rebel Wilson (Dando la nota 3) y la elegancia de la oscarizada Anne Hathaway (Ocean´s 8). Junto a estas dos actrices, que derrochan química, completan el reparto de esta película rodada en la paradisíaca Mallorca Tim Blake Nelson (Billy Lynn) y Alex Sharp (Cómo hablar con chicas en las fiestas), entre otros.