Funan

Sinopsis

1975. Chou y su marido Khoun viven felices con su hijo de 4 años en Camboya. Sin embargo, todo su mundo se derrumba cuando el dictador Pol Pot llega al poder. Sus terribles medidas represivas, ejecutadas por su ejército de Jemeres Rojos, deportan a miles de personas a campos de trabajos forzosos. Entre ellas se encuentra la familia de Chou, que tendrá que recorrer un largo y peligroso camino durante el que el pequeño será secuestrado. A pesar de todo, nunca perderán la esperanza en encontrarlo.

Premiada en el Festival de Annecy, cita imprescindible para el cine de animación, Funan cuenta una historia tan terrible como real: la que vivió la madre de su director, el debutante Denis Do, durante los aciagos años de la dictadura de Pol Pot en Camboya. El relato de unos padres que, durante su camino a un campo de trabajos forzosos, pierden a su hijo y luchan contra el desaliento y la desesperanza para encontrarlo y mantener a la familia unida, es relatado a través de una animación de gran bella, colorido y realismo. A pesar de ser una película de dibujos animados, la cinta, emocionante y conmovedora, no escatima a la hora de mostrar la crudeza del genocidio camboyano, si bien sustituye las imágenes explicitas por una violencia sutil donde el horror se refleja en los ojos de los testigos de la barbarie y unos rostros que expresan miedo, repulsa, impotencia y, en el caso de su joven protagonista -un niño de 4 años-, inocencia e incomprensión. La nominada al Oscar Bérénice Bejo (La quietud) y Louis Garrel (Mal genio) ponen sus voces al servicio de sus dos protagonistas, representantes de los millones de personas que sufrieron una de las mayores atrocidades del siglo XX.