Yomeddine (El día del juicio final)

Yomeddine (El día del juicio final)

Sinopsis

Toda la vida de Beshay ha transcurrido en la colonia de leprosos donde le abandonaron cuando era niño. Tras la muerte de su esposa, decide reunir lo poco que tiene y salir al exterior en busca de lo que pueda quedar de sus raíces. En este viaje rumbo hacia lo desconocido le acompañará Obama, un joven huérfano. Juntos plantarán cara al mundo y afrontarán las dificultades que se les presenten, pero también compartirán los buenos momentos que les deparará este camino a lo largo y ancho de Egipto.

En su largometraje de debut, el director A.B. Shawky traslada todo lo aprendido durante el rodaje de uno de sus cortometrajes previos, donde se adentró en el día a día de una de las colonias de leprosos más grandes de El Cairo. Aquellas experiencias y relatos de sus habitantes se convierten en un film de ficción que, entre la comedia, el drama y la road movie, habla de la vertiente tanto social como física de esta patología, que lleva a los que la padecen a aislarse casi por completo de su entorno incluso después de curarse. A pesar de la dureza del tema que aborda, Yomeddine (El día del juicio final) se contagia del sentido del humor, la alegría y la vitalidad de su protagonista, interpretado por Rady Gamal (un auténtico enfermo de lepra), en este viaje en busca de las raíces perdidas que sirve, a la vez, como una humana y emocionante historia de aventuras y superación donde este hombre y su acompañante, un niño huérfano, luchan por vencer las adversidades en ese Egipto que no aparece en las guías turísticas. El también debutante Ahmed Abdelhafiz comparte el protagonismo de esta cinta sobre personajes desvalidos que intentan comprender un mundo que les excluye.