El collar rojo

Sinopsis

1919. En una pequeña y calurosa aldea un héroe de guerra es encarcelado en una barraca abandonada. Mientras tanto, fuera, su perro ladra noche y día. No muy lejos de allí, en el campo, una joven extraordinariamente inteligente trabaja la tierra y espera. El tercero en discordia en un juez cuyas convicciones han sido desafiadas por la contienda y llega al lugar para poner orden en este caso. Los destinos de los tres se encontrarán con los del perro, que alberga la clave de toda esta intriga.

El veterano Jean Becker (Unos días para recordar) aplica ese estilo cinematográfico tan característico, donde el clasicismo y la simplicidad se encuentran con temas singulares, a esta adaptación de la novela de Jean-Christophe Rufin, con el que, además, colabora en el guion. El collar rojo cuenta la historia de un héroe de guerra encarcelado en un lugar olvidado, que poco a poco irá entablando una conversación con el juez que ha llegado para abordar su caso. Entre estos, dos, antiguos soldados de la Primera Guerra Mundial, se establecerá un diálogo repleto de flashbacks que proporcionan pistas sobre los motivos que han llevado a un militar condecorado a terminar en una celda y, además, no luchar por su libertad. Con el perro del protagonista como uno de los elementos clave de la trama, la cinta ofrece una historia de amor, guerra y perdón en medio de uno de los episodios que marcaron la historia del siglo XX. François Cluzet (Normandía al desnudo), Nicolas Duvauchelle (Un sol interior) y Sophie Verbeeck (La semilla del diablo (2014)) protagonizan esta película repleta de poesía y sentido del humor.