Silvio (y los otros)

Silvio (y los otros)

Sinopsis

A pesar de ser el hombre más poderoso de Italia, Silvio Berlusconi afronta uno de los momentos más delicados de su vida. Tras abandonar el gobierno del país, empiezan a descubrirse escándalos de corrupción y vínculos con la mafia que están a punto de llevarle a los juzgados. Por su parte, Sergio Morra es un joven empresario que busca impulsar sus negocios por la vía rápida y sabe que la clave está en atraer la atención de Il Cavaliere. Para ello, apelará a su punto débil: fiesta, sexo y excesos.

Las dos partes del díptico de Paolo Sorrentino (La juventud) sobre el siempre polémico Silvio Berlusconi llegan a la cartelera española con un nuevo montaje que descarta parte del metraje original para reunir ambos volúmenes en una única película de 150 minutos. Silvio (y los otros) es un biopic atípico que, en lugar de ensalzar la figura de su protagonista, se centra en el lado humano del personaje y, sobre todo, en sus sombras. Sorrentino aborda, sin juzgar, el carácter ególatra y excéntrico de Il Cavaliere desde la sátira, donde las orgías, fiestas decadentes y música hortera se encuentran por doquier y dejan paso a una ácida crítica del estado actual de la política transalpina, donde un Berlusconi a punto de iniciar su declive no es sino la punta del iceberg de una aristocracia de trepas, arribistas y personas más interesadas en alcanzar el poder que en hacer algo productivo con él. Toni Servillo (La chica en la niebla) repite con Sorrentino tras La gran belleza y firma una nueva interpretación magistral como este maestro de la media verdad y los medios. Le acompañan Elena Sofia Ricci (Tengo algo que deciros), Riccardo Scamarcio (John Wick: Pacto de sangre) y Kasia Smutniak (Maravilloso Boccaccio), entre otros.