Ana y el Apocalipsis

Ana y el Apocalipsis

Sinopsis

La apacible localidad de Little Haven se prepara para celebrar un año más las fiestas navideñas cuando una plaga de muertos vivientes irrumpe para devorar a sus habitantes. En medio del sangriento apocalipsis, Ana, una estudiante local, y sus amigos intentarán abrirse paso hasta el instituto, aparentemente el único lugar seguro. Por el camino, tendrán que sobrevivir a muñecos de nieve zombis, adultos descerebrados y adolescentes desmadrados a base de violencia, ingenio y unas cuantas canciones.

En 2010, Zombie Musical, un corto del difunto Ryan McHenry que, como su nombre indica, mezclaba muertos vivientes con el género musical, consiguió alzarse con el BAFTA escocés a Mejor cortometraje. Aquella loca idea se convierte ahora, de la mano de John McPhail (Where Do We Go From Here?) en una divertida comedia de terror donde la Navidad se combina con pegadizas canciones y coreografías alrededor de una horda de personas en avanzado estado de descomposición y sedientas de carne humana. Calificada como un híbrido entre Zombis Party y La ciudad de las estrellas (La La Land), Ana y el Apocalipsis sigue los intentos de un grupo de adolescentes por sobrevivir a una epidemia zombi en una cinta emocionante y original, repleta de humor negro y dosis de gore, que se toma su tiempo para hablar de jóvenes a punto de dar el salto a la madurez y enfrentarse al mundo que sus padres les han legado. Ella Hunt (Robots. La invasión) lidera el reparto de este delirante film en el que también participan el debutante Malcolm Cummings, Ben Wiggins (María, reina de Escocia), Paul Kaye (Drácula: La leyenda jamás contada) o Sarah Swire (God Help the Girl), entre otros.