Suspiria (2018)

Sinopsis

A Susie Bannon, una bailarina americana, se le ha presentado la oportunidad de su vida: formarse en la Markos Tanz Company de Berlin, una de las mejores escuelas de danza del mundo. Una vez allí, su talento atrae rápidamente la atención de Madame Blanch. la coreógrafa del centro. Sin embargo, Susie sospecha que una serie de macabros asesinatos podrían estar relacionados con la institución. Con la ayuda de otra alumna y un psiquiatra intentará desvelar el terrorífico secreto que esconde el lugar.

Estrenada en el pasado Festival de Venecia, donde ganó dos premios y cosechó una legión de admiradores casi tan numerosa como la de detractores, Suspiria, el remake del clásico de Dario Argento, se ha convertido en uno de los films más controvertidos del año. El nominado al Oscar Luca Guadagnino (Call Me by Your Name), uno de los directores más en forma del panorama europeo, se encarga de reformular aquella joya del giallo que le marcó en su juventud en un terrorífico y truculento thriller psicológico no apto para estómagos sensibles. Guadagnino compone una cinta de ritmo pausado y tensión creciente que, acompañada de un apabullante apartado visual y una sobrecogedora banda sonora, va creando una atmósfera insana en la que conviven terror, reflexiones políticas, religión, brujería, erotismo, hipnóticas coreografías de danza y considerables cantidades de sangre. Dakota Johnson (Malos tiempos en El Royale) y la oscarizada Tilda Swinton (Doctor Strange (Doctor Extraño)), que ya coincidieron con el director en Cegados por el sol, protagonizan un intenso cara a cara con Chloë Grace Moretz (Malditos vecinos 2) y Mia Goth (La cura del bienestar) como secundarias de lujo.