Un seductor a la francesa

Un seductor a la francesa

Sinopsis

Francia, 1809. El capitán Neuville, seductor y embaucador, pide matrimonio a la joven Pauline ante la desconfianza de la hermana mayor de ésta, Elisabeth. La guerra estalla y Neuville parte al frente con la promesa de escribir cada día a su amada. Pasa el tiempo, las noticias no llegan y Elisabeth decide hacerse pasar por Neuville y enviar unas cartas a la triste Pauline que le convierten en un héroe. Cuando parecía que había desaparecido de sus vidas para siempre, el capitán regresará triunfal.

Fiel a los temas habituales de su filmografía, Laurent Tirard (Un hombre de altura), director y coguionista de este film, habla de invenciones, mentiras y dobles identidades en una comedia de época con altas dosis de aventura que rescata para la cartelera un género de gran éxito en el pasado del cine francés, pero que había caído en el olvido. El resultado es Un seductor a la francesa, una cinta que toma prestado el universo elegante y socialmente encorsetado de las novelas de Jane Austen para introducir en él una dinámica, loca y divertida historia protagonizada por personajes picarescos. La Francia de principios del siglo XIX (recreada con alguna libertad creativa) se convierte en escenario de un relato con continuos guiños a la época actual, como en lo referente a la importancia que se da a la imagen (donde el yo virtual, idealizado por las redes sociales, compite con el real) o al rol de la mujer en una sociedad machista. El ganador del Oscar Jean Dujardin (Conexión Marsella) y Mélanie Laurent (Éternité), en su primer papel cómico, forman la pareja protagonista de este film que también cuenta con Noémie Merlant (Una semana en Córcega) y el debutante Christophe Montenez, entre otros.