Un pequeño favor

Un pequeño favor

Sinopsis

Stephanie es una joven madre bloguera de una pequeña localidad americana a la que, un día, su mejor amiga, la elegante Emily, pide un sencillo favor: que recoja a su hijo del colegio. Sin embargo, las horas pasan y Emily nunca pasa por casa de Stephanie para llevarse al muchacho. Cuando la desaparición de Emily se confirma y, tras días de búsqueda infructuosa, es dada por muerta, Stephanie, junto con el marido de la mujer perdida, intentará llegar hasta el fondo del suceso y descubrir la verdad.

Convertido en uno de los adalides de la comedia americana contemporánea, Paul Feig (Cazafantasmas) cambia completamente de registro y se atreve con la adaptación del best seller de Darcey Bell. Como no podía ser de otro modo, Un pequeño favor replica los sorprendentes giros de la historia original y los convierte en un sofisticado y retorcido thriller donde secretos, traiciones, asesinatos y venganza están a la orden del día. Mal haría el espectador en hacerse una idea preconcebida de las dos madres protagonistas, interpretadas por la nominada al Oscar Anna Kendrick (Dando la nota 3) y Blake Lively (Infierno azul), paradigma de la burguesía acomodada estadounidense. La primera busca, a través de un blog, realizarse como la madre y esposa perfecta; la segunda es una sofisticada figura de la alta costura cuya desaparición desencadenará un intrigante misterio de difícil solución que pondrá a prueba la amistad y la fidelidad de los personajes. Junto con el componente de investigación, el realizador añade una sátira sobre la obsesión por alcanzar el estilo de vida ideal. Completan el reparto de esta película, que mezcla fundamentos del cine negro con un humor perverso, Henry Golding (Crazy Rick Asians), Jean Smart (El contable) y Rupert Friend (Hitman: Agente 47), entre otros.