Matar a Dios

Sinopsis

Ana y su marido Carlos han invitado al hermano y el padre de éste para celebrar la Nochevieja en su casa, aislada en medio del bosque. La cena transcurre con normalidad hasta que llama a la puerta un misterioso vagabundo: un enano que asegura ser Dios y que, cuando amanezca, exterminará a la especie humana. Además, les informa que han sido los elegidos para escoger a las dos únicas personas que se salven. Desde ese momento, el destino de la humanidad estará en manos de estos cuatro desgraciados.

Tras lanzar a sus amigos, durante una noche de copas, la pregunta "si la humanidad fuera aniquilada, y sólo pudieras salvara dos personas, ¿cuáles serían?" y despertar un acalorado debate, los cortometrajistas Caye Casas y Albert Pintó se dieron cuenta de que habían encontrado el germen de lo que sería su ópera prima. Con esta cuestión como punto de partida, los directores dan cuerpo a una hilarante y surrealista comedia repleta de humor negro en la que es el mismísimo Dios el que plantea este dilema a una familia (paradigma de lo peor de la condición humana) en una Nochevieja que será inolvidable, sobre todo para mal. Ni el exiguo presupuesto (financiada de forma completamente independiente), ni el complicado rodaje (marcado por percances que van desde lo climatológico hasta accidentes de sus protagonistas) han impedido que Matar a Dios se haya convertido en una de las cintas de género más premiadas en los festivales del circuito fantástico, donde destaca el Premio del público cosechado en Sitges. Eduardo Antuña (La reina de España), Itziar Castro (Pieles), David Pareja (Hacerse mayor y otros problemas), Boris Ruiz (Los ojos de Julia) y Emilio Gavira (Blancanieves), como Dios, conforman el reparto.