Testigo de otro mundo

Testigo de otro mundo

Sinopsis

A los 12 años, Juan Pérez fue testigo de un suceso inexplicable que le marcó el resto de su vida: un contacto cercano con un OVNI. Ahora, vive solo en medio del campo argentino. El cineasta Alan Stivelman, junto al astrofísico Jacques Valée, propondrán a Juan volver al pasado, hasta el momento de aquel encuentro con lo desconocido, para ayudarle a comprender el profundo significado de aquello y, de paso, mostrar las consecuencias y otros aspectos que quedan por saber del fenómeno extraterrestre.

Aunque lo que cuenta Testigo de otro mundo bien podría ser un relato de ciencia ficción surgido de algún estudio de Hollywood, la historia de Juan Pérez es un hecho real que el director Alan Stivelman (Humano) plasma en forma de documental. En un país, Argentina, donde durante los últimos 70 años se ha registrado un promedio de un caso relacionado con OVNIS cada 4 días, el encuentro cercano de este solitario gaucho se encuentra entre los 15 más estudiados por los expertos en ufología. De este modo, la cinta pretende arrojar luz sobre este misterio extraterrestre retrotrayéndose, a través de material de archivo, al mismo momento del contacto y demostrando que nadie está exento de poder tener una experiencia similar. A su vez, muestra a través de una película que no sólo busca responder a la pregunta de si estamos solos en el universo, sino también contribuir a la sanación de su protagonista, cómo este tipo de acontecimientos dejan una huella imborrable, tanto a los que lo presencian como a sus más allegados. El reputado ufólogo y astrofísico Jacques Valée, el hombre en el que se inspiró Spielberg para el personaje de Claude Lacombe en Encuentros en la tercera fase, se convierte en imprescindible compañero de viaje.