El pomo azul

Sinopsis

Aunque la relación entre Soledad y Juan está más que consolidada, ella quiere dar un nuevo paso que les permita avanzar. Su objeto de deseo es el idílico piso de unos ancianos que prácticamente se regala. Sin embargo, para poder abrir la puerta dEl pomo azul tendrán que competir con el resto de interesados en una serie de pruebas extravagantes y eliminatorias. Con la victoria entre ceja y ceja, Soledad protagonizará una serie de circunstancias y equívocos que terminarán desestabilizando su vida.

Un fantástico y casi regalado apartamento se convierte en premio y, a la vez, detonante de las emociones y deseos de los protagonistas de esta comedia negra donde una pareja de ancianos obligará a una serie de personajes a enfrentarse a pruebas de lo más insólito para conseguir hacerse con las llaves del codiciado piso. Con una de sus habitaciones, la del tirador que da nombre a la película, cerrada a cal y canto y convertida en el mcguffin que mueve las pulsiones de amor, avaricia o ilusión de sus participantes, El pomo azul cuenta una historia de deseo, amor, soledad y, sobre todo, personas que persiguen sus sueños, aún a riesgo de perder cosas por el camino, así como de ancianos que viven una segunda juventud. Con el objetivo de dar mayor visibilidad al papel de la mujer tanto en la sociedad como en la industria cinematográfica, las directoras novel Montse Bodas y Raquel Gómez Troyano dan los roles principales a dos intérpretes femeninas, la presentadora Aurora González y la veterana Selica Torcal (Promoción fantasma), a la que secundan Ricardo Lacámara (Olmos y Robles) y Jairo Martínez del Hoyo (Servir y proteger), entre otros.