El viaje de Nisha

El viaje de Nisha

Sinopsis

Nisha es una chica noruega de dieciséis años que en su tiempo libre disfruta como cualquier adolescente europeo que sale de fiesta y queda con sus amigos, pero que en casa es la perfecta hija modelo pakistaní. Cuando su padre la encuentre en la cama con su novio, decidirá enviarla a vivir a Pakistán con su familia. Un viaje en el que descubrirá que no debe dejarse intimidar por las tradiciones ni por los deseos ni necesidades de otras personas, pero en el que también se conocerá a sí misma.

En su segundo largometraje, escrito y dirigido tras el éxito de I Am Yours (2013), Iram Haq, cineasta noruega de ascendencia paquistaní, ha tomado como materia prima parte de su experiencia como una adolescente noruega obligada a vivir en Pakistán durante un año y medio. Para ello ha tenido que dejar madurar el proyecto y la idea para intentar ponerse en la piel de la generación de sus progenitores y contar la historia de un modo lo menos maniqueo posible, sin hacer parecer al padre como un simple verdugo. En un filme en el que la figura autoritaria paterna es tan importante, Ham se ha servido de un actor de probada experiencia, Adil Hussein (La vida de Pi), para interpretar al cabeza de familia, mientras que se ha decantado por la naturalidad y frescura de una debutante en la gran pantalla, Maria Mozhdah, para el papel protagonista. El viaje de Nisha se ha rodado entre Noruega y la India, en Rajasthan, para mostrar de un modo más contundente la brecha tan grande que existe entre las dos culturas. Una película que quiere romper con las tradiciones tóxicas, como la del honor, que nos atan e impiden ser libres.