Buenos vecinos

Sinopsis

Inga y Baldvin son un matrimonio que vive en aparente armonía, orgullosos del gran árbol que preside su jardín, hasta que tiene que volver a aceptar en su hogar a su hijo Atli, después de que fuese infiel a su pareja. Atli se verá involucrado en el conflicto de sus padres con los vecinos por la sombra que proyecta su árbol en el patio de estos, a la vez que lucha por ver a su hija. La ira empezará a invadir a cada uno de ellos hasta el punto de que acabarán perdiendo el control de la situación.

En la pacífica Islandia, un país en el que tanto la luz del sol como los árboles son escasos, los incidentes sobre árboles son más comunes de lo que imaginamos. El director Hafsteinn Gunnar Sigur?sson ya había querido tratar una típica querella vecinal hace alrededor de una década, pero ha tenido que esperar hasta su tercer largometraje para ver su idea materializada. El realizador, conocido por su primer largometraje, Either Way (2011) - que tuvo un remake estadounidense en 2013- consiguió ser seleccionado con Buenos vecinos para representar a Islandia en la categoría de Mejor película extranjera en la 90º edición de los Oscar y se alzó con el premio a Mejor película en el festival internacional de Hamptons. En esta película, el director se decanta por una mezcla de géneros que fluctúa entre el drama familiar y la comedia negra, siempre mordaz, irónica y oscura. El matrimonio protagonista está interpretado por dos veteranos actores islandeses: Edda Bjórgvinsdóttir (Ojo por ojo: Cuando los cuervos vuelan) y Sigurður Sigurjónsson (Rams (El valle de los carneros)). Steinþor Hróar Steiþnórsson (Affin) se desempeña en el papel de hijo.