Mamá y papá

Sinopsis

Brent tiene un trabajo insulso y ve cómo todos sus sueños se han perdido por el camino. Su mujer, Kendall, tras 16 años como ama de casa, ve imposible volver al mundo laboral. Este descontento les está distanciando, y la razón está en aquellos por los que harían cualquier cosa: sus hijos. Un día, algo misterioso provocará que todos los padres se rebelen violentamente contra sus retoños. Para sobrevivir, los jóvenes tendrán que ser más listos y luchar contra los que siempre han cuidado de ellos.

Aunque haya sido sólo durante una milésima de segundo, a cualquier padre o madre se le haya pasado por la cabeza en algún momento de su vida un oscuro pensamiento hacia su rebelde descendencia. Aquello de "te quiero mucho hijo, pero hay veces que te mataría" es convertido en literal y llevado al extremo por Brian Taylor, que junto a Mark Neveldine dirigió las dos partes de Crank y Ghost Rider: Espíritu de venganza, y que ahora, en solitario, se pone a los mandos de una cinta que combina comedia y terror entre grandes dosis de humor negro y suspense. También guionista de la cinta, Taylor imagina en Mamá y papá qué pasaría si los progenitores se volvieran violenta y espontáneamente contra sus vástagos, y la forma en la que éstos reaccionarían cuando aquellos que siempre les han protegido, de repente intentaran acabar con ellos. De este modo, el film se convierte en una inquietante y tensa reflexión sobre los desafíos y sacrificios que implica la paternidad donde los giros de guion y los sustos mantienen al espectador Al límite. El polifacético Nicolas Cage (Snowden) y Selma Blair (Hellboy II: El ejército dorado) son los cabezas de familia que pondrán las cosas difíciles a los jóvenes Anne Winters (Por trece razones) y Zackary Arthur (La quinta ola).