Amante por un día

Amante por un día

Sinopsis

Después de una dolorosa ruptura sentimental, Jeanne, una chica de 23 años, regresa a casa de su padre, un profesor universitario que desea vivir nuevas experiencias. Cuando vuelve, se sorprende al descubrir que éste mantiene ahora una relación con una joven alumna de su misma edad. Mientras ambas hacen el esfuerzo de convivir juntas y compartir la complicidad que tienen por ser de la misma generación, surgirá entre ambas un vínculo que les ayudará a afrontar las nuevas circunstancias de su vida.

Después de estrenar La Jalouise (2013) y La sombra de las mujeres (2015), Philippe Garrel completa su trilogía sobre celos e infidelidades con Amante por un día, película presentada con éxito en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. El director, uno de los más destacados del cine francés contemporáneo, trataba en la primera la neurosis femenina, en la segunda la lívido femenina y, en esta última, el inconsciente femenino. Rodado en blanco y negro, el filme habla una vez más sobre las relaciones amorosas, la fidelidad y el deseo. Esta vez, uno de los protagonistas es un hombre experimentado de cincuenta años que comienza un noviazgo con una alumna que tiene la misma edad que su hija. Con el gran interrogante de cómo reaccionará ella cuándo se entere de la noticia, la película desarrolla la historia de una amistad natural entre una chica y su madrastra, y cómo el inconsciente de la joven la empuja a deshacerse de esta rival por el amor de su padre. El largometraje está protagonizado por la hija del propio realizador, Esther Garrel (Call Me by Your Name), a la que se unen Éric Caravaca (Nuestra vida en la Borgoña), la debutante Louise Chevillotte o Laetitia Spigarelli (La cuestión humana), entre otros.