The Party

Sinopsis

Janet es una política progresista que acaba de dar un gran salto en su carrera al ser nombrada ministra del Gobierno Británico, un objetivo que llevaba años persiguiendo. Sin duda es una ocasión para celebrar, de manera que algunos de sus mejores amigos se dan cita en su casa para brindar por su nuevo cargo. Cada uno trae consigo alguna que otra sorpresa, especialmente su marido Bill, que conseguirá volver la fiesta patas arriba y convertir un momento de satisfacción en una auténtica pesadilla.

Tanto en política como en las relaciones personales, un instante puede cambiarlo todo. Quizá por ello la directora Sally Potter (Ginger and Rosa) condensa en apenas 71 minutos, rodados prácticamente en tiempo real, el cambio radical que sufre una reunión de amigos, que pasa de celebración por el importante nombramiento de su protagonista a un violento encuentro que les llevará a destriparse mutuamente y desvelar sus secretos mejor guardados. En The Party, Potter reduce los elementos de la narración a la mínima expresión, y lo apuesta todo a una historia llena de giros inesperados y agudos momentos de humor ácido y negro que invitan a la carcajada, retratados en puro blanco y negro y sin efectos especiales. Otra de sus grandes bazas se encuentra en un implicado reparto repleto de grandes intérpretes, entre los que se encuentran Timothy Spall (Negación), Cillian Murphy (Dunkerque), Emily Mortimer (La librería) y las nominadas al Oscar Kristin Scott Thomas (El instante más oscuro) y Patricia Clarkson (El corredor del laberinto: La cura mortal), que dan vida a un grupo de personajes en plena crisis que acabarán vomitando verdades en un ambiente de corrupción moral con el que se denuncia el estado de la política actual, tanto británica como europea.