Star Wars: Los últimos Jedi

Star Wars: Los últimos Jedi

Sinopsis

Después de una agridulce victoria en la base Starkiller, la resistencia llora a sus caídos mientras se recrudece el enfrentamiento con la Primera Orden de Kylo Ren y el Líder Supremo Snoke. Por su parte, Rey, que ha encontrado a Luke Skywalker, inicia su entrenamiento bajo la tutela del último maestro jedi. Sin embargo, el poder que la joven alberga en su interior despertará en Luke una vieja sensación y la convicción de que, por el bien de la galaxia, es la hora de que los jedi desaparezcan.

Después de reverdecer viejos laureles con El despertar de la Fuerza y demostrar con su primer spin off, Rogue One, que la saga Star Wars sigue siendo la franquicia cinematográfica más rentable de todos los tiempos, el enfrentamiento entre ambos lados de la Fuerza estrena un nuevo episodio con Star Wars: Los últimos Jedi. En esta ocasión es el contrastado director Rian Johnson (Looper) el que se pone a los mandos de la nave intergaláctica para llevar a un nuevo nivel esta historia que continúa inmediatamente después de los acontecimientos ocurridos en el Episodio VII. De este modo, personajes emblemáticos en la saga como Chewbacca o R2D2 se unen a los ya presentados en la anterior entrega como Rey, Finn o Kylo Ren en una épica batalla interestelar en la que está en juego el futuro de toda la galaxia. Mark Hamill (Kingsman: Servicio secreto) vuelve como Luke Skywalker con un papel de gran importancia en un film que, a su vez, servirá como homenaje póstumo a Carrie Fisher. También repiten Daisy Ridley (Asesinato en el Orient Express), John Boyega (Detroit) y Oscar Isaac (Suburbicon) al frente de una rejuvenecida resistencia y Adam Driver (La suerte de los Logan), Andy Serkis (La guerra del planeta de los simios) y Gwendoline Christie (Juego de tronos) como abanderados del reverso tenebroso.