Saw VIII

Sinopsis

La policía se enfrenta a una nueva oleada de muertes que está sembrando la ciudad de cadáveres, a cada cual en una pose más espeluznante. El modus operandi apunta directamente a John Kramer, alias Jigsaw. Sin embargo, el asesino en serie hace más de una década que está muerto. Un detective y dos científicos forenses intentarán resolver el macabro puzle de Jigsaw y salvar a las cinco personas que, mientras tanto, arriesgan su vida en una sucesión de sangrientos juegos como castigo a sus pecados.

Hace ya 13 años desde que Saw revolucionara el género de terror con una mezcla entre thriller, piruetas de guion y gore que dio origen al subgénero del torture porn. Propietaria del récord Guinness como la saga horrífica más taquillera de la historia, Saw Vuelve después de un respiro creativo de siete años y escribe un nuevo capítulo en Saw VIII, un nuevo juego macabro salido de la perturbada mente del icónico Jigsaw que, una vez más, hará que sus víctimas experimenten su particular manera de ver los pecados y la redención. Con el tema estrella de la franquicia (la importancia de valorar la vida) como leitmotiv, los hermanos Michael y Peter Spierig (Daybreakers) dirigen un film que lleva la tensión, el suspense y el sadismo a un nuevo nivel mientras, en un regreso a sus orígenes, da una importancia capital a las sorpresas argumentales y a la emoción de descubrir la identidad del psicópata que está siguiendo el legado de John Kramer. Entre el reparto que ocupará los agobiantes y terroríficos escenarios y sufrirá sus retorcidas e imaginativas trampas se encuentran Matt Passmore (The Glades), Callum Keith Rennie (Warcraft: El origen), Laura Vandervoort (Ted) y Hannah Emily Anderson (Shoot the Messenger), entre otros. Por su parte, Tobin Bell (Saw 3D) regresa como Jigsaw.