Despido procedente

Despido procedente

Sinopsis

Javier es un ejecutivo de una importante empresa de telecomunicaciones que afronta la semana más importante de su vida. Sin embargo, un pequeño error cuando indica mal una dirección a un desconocido que le pregunta por la calle, será el comienzo de una campaña de acoso y derribo por parte de este hombre, que reclama una compensación por el fallo cometido. Por si esto fuera poco, Javier tendrá que competir con Sam, un compañero de oficina que codicia su puesto de trabajo en la multinacional.

Partiendo de una premisa tan anecdótica como es dar mal una dirección, el director y guionista Lucas Figueroa (Viral) compone en Despido procedente una agridulce comedia con altas dosis de ironía en la que habla sobre el engaño, el amor, la ambición o el trabajo a través de una mirada ácida al panorama laboral actual. De este modo, la crisis económica es el telón de fondo de las diversas peripecias del ejecutivo de una multinacional en una de sus semanas más importantes, marco que sirve a Figueroa para hablar sobre los prejuicios y, por otro lado, aquellos aspectos que hacen grandes a las personas, al fin y al cabo, el gran activo de las empresas. El nominado al Goya Imanol Arias (Anacleto: Agente secreto), Darío Grandinetti (Francisco - El Padre Jorge) y Hugo Silva (Tenemos que hablar) lideran el reparto de esta película donde nada es lo que parece y que incita al espectador a la risa, pero también a la reflexión sobre la sociedad en la que vive. Completan el reparto Pedro Casablanc (1898. Los últimos de Filipinas) y Miguel Ángel Solá (Asesinos inocentes), entre otros.