Bella durmiente

Sinopsis

En el misterioso reino de Litonia, el joven príncipe Egon ocupa sus noches tocando la batería. Durante el día, su gran obsesión es otra: encontrar y colarse en el mítico reino perdido de Kentz, donde una joven y bella mujer espera, dormida, a que alguien la libere de su encantamiento. Egon está convencido de que debe ser él quien la despierte y, a pesar de la oposición del rey, se embarcará en una aventura, con la ayuda de una arqueóloga de la UNESCO, en la que intentará alcanzar su destino.

El español Ado Arrietta (Merlín) vuelve a dirigir un largometraje después de 25 años. Al igual que con su film anterior, reinventa un cuento clásico, en esta ocasión el de la Bella durmiente, para lo que se inspira en la versión del relato de C. S. Evans que, sin embargo, ambienta en la época actual. De este modo, compone un film en que el concepto de la distorsión del tiempo juega un papel de gran importancia y en el que sus jóvenes protagonistas sienten como los adolescentes de hoy en día. Con el amor como tema principal, Arrietta establece numerosos triángulos amorosos, si bien estos son tratados de manera más sutil y menos erotizada que en sus anteriores películas. Al frente del reparto encontramos a Niels Schneider (Primavera en Normandía) y la debutante Tatiana Verstraeten, enamorados en esta fábula moderna en la que también se encuentran Mathieu Amalric (Grandes familias) y Agathe Bonitzer (Un cuento francés), entre otros.