La gran muralla

Sinopsis

En la China del siglo XV, el mercenario inglés William y el español Tovar se quedan atrapados en La gran muralla. Allí descubren el secreto motivo de su construcción: detener las oleadas de bestias depredadoras, sedientas de carne humana, que sólo encuentran resistencia en la inmensa barrera de piedra. Envuelto en una guerra que no va con él, William se convertirá en héroe cuando se una al ejército de guerreros de élite encargados de plantar cara a estos demonios en una batalla casi suicida.

Convertida en la mayor superproducción de la historia rodada en China, La gran muralla sirve al aclamado director Zhang Yimou (Regreso a casa) para hacer su debut en el cine en inglés tras 30 películas a sus espaldas. En la cinta, Yimou vuelve a adentrarse en uno de sus géneros fetiche, el wuxia, para traernos una épica batalla en la china medieval. Sin embargo, el componente histórico deja su sitio al entretenimiento y al espectáculo visual, y da una explicación muy diferente a la que todos conocemos sobre las razones que llevaron a la construcción de La gran muralla China. En esta ocasión, no serán los ejércitos mongoles los que amenacen la integridad del país asiático, sino bestias carnívoras sedientas de sangre. Para dar vida a esta batalla a gran escala, Yimou cuenta con un reparto internacional, con intérpretes occidentales de la talla de los nominados al Oscar Matt Damon (Jason Bourne) y Willem Dafoe (Como perros salvajes) o Pedro Pascal (Narcos), así como orientales como Tian Jing (Kong: La isla Calavera), Andy Lau (Una vida sencilla) o Zhang Hanyu (La conquista de la Montaña del Tigre), entre otros.