Assassins Creed

Sinopsis

Cal Lynch es un reo condenado a muerte que, para salvar su vida, deberá formar parte de un proyecto secreto que emplea una revolucionaria tecnología para acceder a los recuerdos genéticos de su ADN. De este modo, Cal rememorará la vida de Aguilar, un antepasado suyo que existió en la España de la Inquisición, y que fue miembro de una hermandad de asesinos que combatía a los Templarios. A cada sesión, Cal asumirá las habilidades de su ancestro para derrocar a esta organización en la actualidad.

El trío responsable de la reseñable última adaptación del Macbeth de William Shakespeare, formado por el director Justin Kurzel (Snowtown) y los intérpretes Michael Fassbender (X-Men: Apocalipsis) y la ganadora del Oscar Marion Cotillard (Aliados) vuelve a unir sus fuerzas para llevar a la gran pantalla Assassins Creed, el videojuego estrella de Ubi Soft. Para ello, la cinta nos sumerge en un universo en el que se libra una batalla entre Templarios y Assassins, protectores estos últimos, durante siglos, del derecho al libre albedrío. Con un arco argumental nuevo con respecto a las apariciones de estos encapuchados en las videoconsolas, la cinta nos lleva hasta la España del siglo XV, en la que vive el antepasado del protagonista que, a través de una tecnología revolucionaria, no sólo revivirá los recuerdos de éste, sino que también aprenderá sus habilidades. El oscarizado Jeremy Irons (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Brendan Gleeson (En el corazón del mar), la nominada a un premio de la Academia Charlotte Rampling (45 años) y los españoles Carlos Bardem (La deuda) y Javier Gutiérrez (1898: Los últimos de Filipinas), éste último como Tomás de Torquemada, lideran el reparto de esta cinta, entre lo histórico y la ciencia ficción, que aspira a ser la definitiva adaptación cinematográfica de un videojuego.