El caso Fischer

Sinopsis

En mitad de la Guerra Fría, en 1972, se llevó a cabo el campeonato mundial de ajedrez en Reykiavik, que tomó unas proporciones mediáticas y tintes políticos sin precedentes. En el campeonato se enfrentaban Bobby Fischer, el mítico jugador de ajedrez norteamericano, y Boris Spassky, el campeón soviético que nunca había encontrado contrincante y era considerado invencible. La partida de ajedrez fue más allá de la competición y se convirtió en los que muchos denominarían como la Partida del Siglo.

El caso Fischerestá dirigida por el veterano Edward Zwick (Diamante de sangre), que con su maestría habitual para combinar el drama y la épica nos trae una película, con guion de Stephen Knight (Promesas del este), a la que dota de un ritmo que absorbe al espectador, consiguiendo transmitir tensión en los momentos oportunos y que juega, de una manera inteligente, con el potencial del hecho histórico que adapta: la partida de ajedrez que enfrentó a dos maestros de este juego y que trascendió lo meramente deportivo para convertirse en una batalla más de la Guerra Fría entre EE.UU. y la URSS. La cinta cuenta con Tobey Maguire (Spider-man, El gran Gatsby) como Bobby Fischer y con Liev Schreiber (Ray Donovan) como Boris Spassky, a los que secundan Peter Sarsgaard (Black Mass . Estrictamente criminal) y Michael Stuhlbarg (Miles Ahead), entre otros.