Dos buenos tipos

Sinopsis

En Los Ángeles de los 70, Holland March sobrevive como detective privado. Después de un encontronazo con el matón a sueldo Jackson Healy, formará con él una sociedad para encontrar a una chica desaparecida. Su investigación les llevará hasta el misterioso accidente de una estrella del porno y, desde ahí, a una enorme conspiración que llega hasta las altas esferas del poder. A medida que avancen sus pesquisas, las vidas de estos dos extraños colegas empezarán a correr algo más que peligro.

Después de una exitosa incursión en el género de superhéroes, Shane Black (Iron Man 3) vuelve al género en el que se ha convertido en toda una eminencia: la buddy movie. Guionista de clásicos como Arma letal o El último Boy Scout y director de la cinta de culto Kiss Kiss Bang Bang, Black nos propone en Dos buenos tipos una trepidante investigación por los oscuros rincones de la decadente Los Ángeles de los años 70, protagonizada por una inesperada pareja de perdedores al que el caso les viene grande.

El nominado al Oscar Ryan Gosling (La gran apuesta) y el ganador de un premio de la Academia Russell Crowe (El maestro del agua) unen sus fuerzas como el detective privado y el matón a sueldo encargados de destapar una conspiración a gran escala. Por su parte, Matt Bomer (Magic Mike XXL) se pone en la piel de villano en Dos buenos tipos, película que también cuenta en su reparto con Keith David (El atlas de las nubes), Beau Knapp (El regalo) y la también oscarizada Kim Basinger (En tercera persona), que vuelve a coincidir con Crowe en un noir casi 20 años después de L.A. Confidential.