Re-emigrantes

Sinopsis

Tras una racha terrible, la familia Briones decide volver a sus orígenes, al pequeño pueblo de Villanueva de los Molinos, un paraíso bucólico y rural en el que sus gentes disfrutan de la vida en paz y armonía. O eso parece. Una vez reinstalados, Santiago, el cabeza de familia, y sus hijos Damián, Antoñito, Pólar y Rosendo intentarán adaptarse a la nueva vida a través del trabajo, participando en las tareas del campo e, incluso, como improvisados cuidadores de la anciana madre del alcalde.

Óscar Parra de Carrizosa (La espina de Dios) dirige Re-Emigrantes, cinta de enredo que homenajea a la comedia española de los años 70 y 80. Lo hace en la figura de una familia típica de la idiosincrasia patria, capitaneada por un viudo y sus cuatro hijos, de la llamada generación "ni-ni", que víctimas de la crisis económica deben abandonar su piso de Madrid para regresar a su pueblo de origen. En este sentido, el realizador se apoya en la situación actual del país para componer una divertida cinta que basa su humor en el contraste entre una familia de animales de ciudad y la vida en una localidad rural.

Para completar el homenaje a la comedia española setentera, Parra de Carrizosa da el protagonismo de Re-Emigrantes a uno de los actores más prolíficos de aquella época: Fernando Esteso (Torrente 5. Operación Eurovegas), que asume un rol principal por primera vez en 25 años. Lo hace como el padre de un grupo de entrañables sinvergüenzas sin oficio ni beneficio formado por Zack Molina, Álvaro Palomo y Víctor Octavio (con los que el realizador ya participó en La espina de Dios) a los que se une el debutante José Agustín Durán.