La bruja

Sinopsis

En Nueva Inglaterra, durante la época colonial, un granjero decide trasladar su hogar cerca de un bosque maldito sin hacer caso de las advertencias de los vecinos. Al poco de su estancia allí, empiezan a ocurrir una serie de fenómenos extraños: los animales se vuelven agresivos, la cosecha se malogra, uno de sus hijos desaparece y otro parece estar poseído por un demonio. Todos los indicios y sospechas apuntan a Thomasin, la hija adolescente que niega rotundamente tener trato con la brujería.

El joven realizador Robert Eggers tiene mucha experiencia en la producción de diversos films y es un gran aficionado al género de terror. Por ello se pone detrás de las cámaras para debutar como director y trae a nuestras pantallas La bruja. Este espeluznante thriller de terror, que se ubica en la América colonial, retoma uno de los episodios más comentados y horripilantes de la historia de este país: la caza de las brujas de Salem, y lo focaliza en una familia que vive cerca de un bosque maldito y que, víctimas de un mal sobrenatural, se rebelan los unos contra los otros.

Anya Taylor-Joy da el salto a la gran pantalla como la joven Thomasin en su intento por demostrar su inocencia ante las acusaciones de brujería. Para completar el elenco de La bruja, el realizador cuenta con Ralph Ineson (Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina de hielo), Kate Dickie (Prometheus), Bathsheba Garnett (A ciegas) o Harvey Scrimshaw (Oranges and sunshine), actores que se mueven al son de una banda sonora espeluznante producida por Mark Korven. La cinta llega a nuestras pantallas convertida en clásico instantáneo del cine de terror, después de su tremenda acogida en el Festival de Sundance.