Star Wars: El despertar de la fuerza

Star Wars: El despertar de la fuerza

Sinopsis

Treinta años después de que la Alianza Rebelde derrocara al Imperio Galáctico, la galaxia sigue en guerra. La Primera Orden, un siniestro grupo liderado por Kylo Ren, un seguidor de Darth Vader y Palpatine, combate a una coalición liderada por Leia, Han Solo y Chewbacca. En medio de este conflicto galáctico, la vida de los jóvenes Rey y Finn cambiará cuando se conviertan en los elegidos para buscar al jedi más poderoso de toda la galaxia, Luke Skywalker, y evitar el resurgir del lado oscuro.

Más de 30 años después de que George Lucas concluyera la trilogía original de La Guerra de las Galaxias con El retorno del Jedi, J.J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad) continúa la historia de Luke Skywalker, Han Solo y Leia en Star Wars: El despertar de la fuerza, séptima entrega de la saga galáctica. En ella, el director nos trae una cinta que combina la nostalgia por las películas clásicas (no obstante, Lawrence Kasdan, guionista de los episodios V y VI, firma el guión junto a Abrams) con lo último en tecnología de efectos especiales.

Con unos personajes aún envueltos en un halo de misterio sobre sus vínculos con aquellos que ya conocemos, Star Wars: El despertar de la fuerza introduce en el universo galáctico a Jon Boyega (Attack the Block), Daisy Ridley (Scrawl), Oscar Isaac (El año más violento), el nominado al Oscar Max Von Sidow (Robin Hood) y Adam Driver (Mientras seamos jóvenes), que se convierte en el temible heredero de Darth Vader. Asimismo, la cinta recupera a sus protagonistas clásicos, que serán interpretados de nuevo por Mark Hamill (Kingsman: Sevicio secreto), Harrison Ford (El secreto de Adaline) y Carrie Fisher (Maps to the stars).