Straight Outta Compton

Straight Outta Compton

Sinopsis

En 1985 cinco jóvenes de un barrio marginal de Los Ángeles llamados Ice Cube, Dr. Dre, Eazy-E, DJ Yella y MC Ren canalizaron toda su rabia a través de unas letras llenas de sentimiento y un ritmo muy potente, que hacía de la música su arma más poderosa. A través de ella, gritaban al mundo la miseria de un barrio en el que la guerra sin cuartel entre los traficantes de droga y la unidad de bandas de la policía de Los Ángeles creó un clima de inseguridad y desconfianza hacia las fuerzas del orden.

El director F. Gary Gray (Un ciudadano ejemplar) nos invita a ser testigos del ascenso al éxito del grupo musical con peor reputación del mundo. En Straight Outta Compton, biopic sobre los inicios de la banda de rap NWA, asistimos a la gestación de una formación pionera en el llamado gangsta rap, que armada con sus voces, letras llenas de contenido social, coraje y chulería se enfrentaron al estado policial del marginal barrio angelino de Compton. A lo largo de su metraje, la cinta abarca los 10 años de vida de NWA, así como las vivencias personales de cada uno de sus miembros.

Para dar vida a un guión que se desarrolló a través de entrevistas y material recopilado durante años, el director recurre a actores jóvenes pero con experiencia como Aldis Hodge (La jungla: Un buen día para morir), Neil Brown Jr. (Invasión a la Tierra), Jason Mitchell (Contraband), Corey Hawkins (Non Stop (Sin escalas)) y O´Shea Jackson Jr., que debuta en el cine interpretando a su propio padre, Ice Cube. El propio Cube y Dr. Dre producen Straight Outta Compton en la que otros dos miembros de NWA, DJ Yella y MC Ren han trabajado como asesores, todo ello con el objetivo de dar el merecido homenaje al verdadero creador del grupo, el fallecido Eazy-E.