La cumbre escarlata

La cumbre escarlata

Sinopsis

Edith Cushing es una chica de principios del siglo XX que vive marcada por la muerte de su madre, lo que se ha acrecentado por su temible don: puede hablar con los muertos. Cuando su padre muere misteriosamente, la joven se casará con Thomas Sharpe, un seductor inglés, con el que se irá a la mansión familiar que éste tiene en Inglaterra. Allí Edith se encontrará con la hermana de Thomas y con una serie de visiones de ultratumba que le avisarán del peligro mortal que corre en La cumbre escarlata.

El mexicano Guillermo del Toro (Pacific Rim) regresa a nuestras pantallas con La cumbre escarlata, una historia original en la que el director abandona la ciencia ficción de sus últimos trabajos para volver a uno de sus géneros predilectos: el terror. Inspirado por clásicos del cine victoriano, como Jane Eyre (1943) o Grandes Esperanzas (1946), Del Toro compone una cinta de terror gótico (de la que también firma el guión junto a Matthew Robbins) que aúna, con la fantasía visual habitual en el realizador, el drama romántico de época con un espeluznante cuento de hadas.

En medio de esta fábula sobrenatural encontramos un elenco de lujo liderado por Mia Wasikowska (Alicia en el País de las Maravillas), Tom Hiddleston (Thor: El mundo oscuro) y Charlie Hunnam (que repite con Del Toro tras Pacific Rim), protagonistas del principal triángulo amoroso de la cinta. Completan el reparto principal la dos veces nominada al Oscar Jessica Chastain (Interstellar), como la inquietante hermana de Thomas Sharpe, y Jim Beaver (Sobrenatural) en el papel del malogrado padre de Edith. A ellos se une la espectacular mansión situada en La cumbre escarlata, cuya atmósfera y paredes cobran vida para mostrar sus pensamientos y sentimientos más profundos, convirtiéndola en el personaje más importante de la película.