El rey de La Habana

El rey de La Habana

Sinopsis

Reinaldo es un joven que, tras fugarse de un correccional, intenta sobrevivir en las calles de La Habana de finales de los años 90, una de las peores décadas para la sociedad cubana. En su solitario deambular, en el que el ron, la esperanza, el buen humor, el desencanto y, sobre todo, el hambre, son sus mejores compañeros, conocerá a Magda y Yunisleidy, otras supervivientes de la ciudad en cuyos brazos intentará evadirse de su miseria en una espiral de amor, pasión y sexo desvergonzado.

Después del éxito de su anterior película, Pa Negre, triunfadora en la edición de los Goya 2011 en la que se alzó con 9 estatuillas, incluidas las de Mejor director y Mejor película, Agustí Villaronga vuelve a nuestras pantallas con El rey de La Habana. En este nuevo largometraje, el realizador adapta la novela homónima de Pedro Juan Gutiérrez y nos lleva hasta la capital cubana de finales de los 90, marcada por la precariedad y el hambre, que desvanecían poco a poco el sueño de la Revolución. Para ello, Villaronga se empapa de la idiosincrasia cubana y aporta dosis de humor a este drama sobre la supervivencia de unos jóvenes sin futuro, cuyas vidas están marcadas por el sexo, el aguardiente y el espíritu de supervivencia.

Dando voz a los sin voz de la capital de Cuba encontramos al debutante Maykol David Tortolo, convertido en El rey de La Habana. Yordanka Ariosa (Boccaccerías Habaneras) y Héctor Medina Valdés (Esther en alguna parte) cierran el triángulo amoroso de estos jóvenes que afrontan la gravedad de su situación desde un punto de vista primario, salvaje e instintivo, pero en el que no falta sentido del humor.