Reina y patria

Sinopsis

En 1952 Bill Rohan tiene 18 años y vive en su casa familiar junto al río mientras sueña con que le llamen a filas. Cuando reciba la llamada, su idílica vida chocará con el rudo entrenamiento militar en el que entablará amistad con el bromista Percy. Cuando estalle la Guerra de Corea, Bill y Percy serán asignados como instructores a un claustrofóbico campo de entrenamiento, en el que las excursiones al aire libre, en las que Bill se enamorará de la chica equivocada, son la única vía de escape.

El veterano director John Boorman (El sastre de Panamá) nos presenta, 18 años después, la secuela de una de sus películas más celebradas, Esperanza y Gloria, por la que consiguió 5 nominaciones al Oscar, entre ellas las de Mejor película, Mejor director y Mejor guión original. Siguiendo el carácter autobiográfico de la primera película, Boorman compone, en Reina y patria, el relato de su juventud cuando, con 18 años, fue llamado para realizar el servicio militar obligatorio, así como los personajes y experiencias que marcaron esa etapa de su vida, especialmente influenciada por la Guerra de Corea.

Para dar vida a estos personajes, Boorman recurre a los jóvenes actores Callum Turner (convertido en Bill Rohan, su alter ego) y Caleb Landry Jones (X-Men: Primera generación), que lideran un reparto completado por Vanessa Kirby (Una cuestión de tiempo), David Thewlis (La teoría del todo) y David Hayman (Jack Ryan: Operación sombra), que en Reina y patria repite en el papel que ya interpretó en Esperanza y gloria: el de padre del protagonista.