Golpe de estado

Sinopsis

Jack Dwyer es un hombre de negocios que se ha trasladado con su familia a un país del Sudeste Asiático. Lo que parecía ser una bonita experiencia se convertirá en pesadilla cuando estalle un violento Golpe de estado en la región. Mientras los rebeldes atacan la capital, Jack y los suyos tendrán que huir desesperadamente si quieren sobrevivir de un infierno en el que ser extranjero es una sentencia de muerte. Para conseguirlo, contarán con la ayuda de Hammond, un misterioso turista británico.

John Erick Dowdle, director curtido en el cine de terror con cintas como Quarantine, La trampa del mal o Así en la Tierra como en el Infierno, se acerca en Golpe de estado a un horror más "terrenal": el de la violencia indiscriminada en un pronunciamiento militar. Inspirado por el viaje a Tailandia que realizó en 2006 en pleno golpe militar, Dowdle, que también escribe el guión junto a su hermano Drew, compone una historia ente el género de acción y el thriller en la que fantasea con el miedo de una familia de extranjeros que, en plena revuelta, se convierten en el blanco perfecto para los insurgentes.

Lejos del estereotipo del héroe de acción, Owen Wilson (Lío en Broadway) se convierte en un hombre de negocios corriente que, en una situación que le supera, tendrá que intentar salvar a su familia, entre las que se encuentran su mujer, interpretada por Lake Bell (El chico del millón de dólares), y sus hijas Beeze y Lucy, a las que dan vida las pequeñas Claire Geare (Detrás de las paredes) y Sterling Jerings (Guerra Mundial Z), respectivamente. Por su parte, Pierce Brosnan (La conspiración de noviembre) aporta su experiencia en el género de acción a Golpe de estado.