El club

Sinopsis

Cuatro sacerdotes fugitivos viven juntos en una casa aislada de un pequeño pueblo costero bajo la atenta mirada de una mujer que los cuida. Les han enviado a este lugar, en el que viven sometidos a una disciplina férrea bajo la supervisión de su vigilante, para que expíen los pecados que han cometido en el pasado. Pero la estabilidad de su rutina se verá interrumpida por la llegada de un quinto sacerdote que acaba de caer en desgracia y trae consigo un pasado que creían haber dejado atrás.

El club es una película chilena dirigida por Pablo Larraín (No) que estuvo nominada hasta en ocho categorías del Festival Internacional de Cine de Berlín, en el que consiguió el Gran Premio del Jurado. La cinta trata sobre el operativo que la Iglesia Católica lleva a cabo de forma secreta y silenciosa, con aquellos sacerdotes que son apartados de sus cargos con el máximo secretismo y sin informar a la opinión pública. En ella, el director muestra sus inquietudes sobre este tema, fruto de su paso por colegios católicos.

El grupo de sacerdotes protagonistas de esta cinta está liderado por Alfredo Castro (Tony Manero), que repite por quinta vez a las órdenes de Larraín. Le acompañan Alejandro Goic (Gloria), Jaime Vedell (Santiago Violenta), Alejandro Sieveking (La vida me mata) y José Soza (La jubilada). Por su parte, Marcelo Alonso (La danza de la realidad) se convierte en el quinto presbítero en discordia, que acabará con la tranquilidad de El club. Junto a ellos también destacan Roberto Farias (No) y Antonia Zegers (Post Mortem), habituales en el cine de Larraín.