Mi casa en París

Mi casa en París

Sinopsis

Mathías es un neoyorquino sin esposa, sin hijos y sin dinero que está bastante distanciado de su padre. Cuando éste muere, Mathías se entera que ha recibido en herencia una gran casa en París, por lo que decide viajar hasta allí para venderla. Al llegar al lugar, descubre que no puede deshacerse de ella, ya que ahí viven una anciana inglesa y su hija por mediación de una renta vitalicia. Según la ley francesa, Mathias no podrá realizar su ansiado negocio hasta que muera la inquilina.

Mi casa en París es una comedia del dramaturgo Israel Horovitz (3 Weeks After Paradise) que se basa en su propia obra de teatro que, desde su estreno en Nueva York en 2002, ha pasado por países como Alemania, Rusia, Francia o España. Horovitz, que también adapta el guión a la gran pantalla, amplía algunos aspectos de la historia original y simplifica otros para realizar un barrido por diversas sensaciones, pasando desde la soledad de su protagonista hasta la atracción y empatía que surge entre los personajes principales.

El carismático actor Kevin Kline (La última aventura de Robin Hood) ganador del Oscar a Mejor actor de reparto por Un pez llamado Wanda, se pone en la piel de Mathias en su intento por vender su casa heredada. La oscarizada Maggie Smith (Downtown Abbey), conocida por su participación en la saga Harry Potter, se convierte en Mathilde, la inquilina y principal problema para Mathias. Cerrando el trío protagónico de Mi casa en París se halla la nominada a un premio de la Academia Kristin Scott Thomas (Antes del frío invierno) como hija de la anciana Mathilde. Completando el elenco, el director reunió a diversos actores habituales en el cine francés como Dominique Pinon (Amelie), Stéphane De Groodt (Barbacoa de amigos) o Noémie Lvovsky (El Skylab) entre otros.