El bailarín del desierto

El bailarín del desierto

Sinopsis

En Irán, donde la danza es ilegal, Afshin Ghaffarian es un hombre dispuesto a todo por su deseo de ser bailarín. Con Youtube como maestro, el joven crea un grupo clandestino de baile con sus compañeros de Universidad. A medida que sus habilidades crecen, Afshin y el resto organizarán una actuación secreta en medio del desierto. En la lucha por sus derechos y libertades, deberán luchar contra la represión de su país hasta el punto de poner en peligro su propia vida para cumplir sus sueños.

El cortometrajista Richard Raymond debuta en la dirección de un largometraje con El bailarín del desierto, una cinta que nos lleva hasta el Irán de 2009, marcado por las protestas contra el régimen del país. En este contexto, el director nos cuenta la historia real de Ashin Ghaffarian, cuyo sueño por convertirse en bailarín y coreógrafo le llevó a crear una compañía clandestina de danza en su país y a exiliarse cinco años a París para evitar ser ejecutado por ello. A través de su relato, Raymond compone una cinta sobre la lucha por la libertad a través del arte de la danza.

Para dar vida a la inspiradora historia de El bailarín del desierto, Raymond recurre a un elenco formado por jóvenes y experimentados actores, como Reece Ritchie (Hércules (2014)) y Freida Pinto (Immortals), que se convierten en la pareja protagonista. Les acompañan los televisivos Tom Cullen (Downton Abbey) y Nazanin Boniadi (Homeland), como sus compañeros en la compañía de danza. Para prepararse para las espectaculares secuencias de baile, todos los actores llevaron a cabo un exhaustivo entrenamiento en diferentes estilos de danza.