La entrega

Sinopsis

En un Brooklyn alejado de las postales turísticas de Nueva York, Bob Saginowski trabaja como camarero en el bar de su primo Marv, un garito que sirve de tapadera para actividades ilícitas de la mafia local. Pero, un día, este hombre solitario e introvertido se cruza con un cachorro abandonado y decide cuidarlo con la ayuda de su vecina Nadia, por la que empieza a sentir algo especial. Todo marcha genial entre los dos hasta que el ex novio maltratador de Nadia y dueño del perro entra en escena.

Drama, thriller policíaco y romance son los géneros que se conjugan en el segundo largometraje del director belgaMichaël R. Roskam, cuyaópera prima "Bullhead" obtuvo una nominación, en 2011, al Oscar a la Mejor Película en habla no inglesa. La zona obrera del barrio de Brooklyn (Nueva York) es el escenario ideal en el que transcurreLa entrega, adaptación del relato "Animal Rescue" del célebre escritor Dennis Lehane, autor de las famosas novelas "Adiós, pequeña", "Mystic River" y "Shutter Island" que se convirtieron en grandes éxitos populares a través de su paso por la pequeña pantalla. La historia se centra en un camarero metido en negocios turbios pugna por salir del infierno en el que se ha dejado llevar a través de una serie de acciones que derivan de un hecho, aparentemente intrascendente como es recoger a un perro abandonado de la calle.

Un, cada vez más, emergente Tom Hardy protagoniza este thriller dramático ambientado en los bares (o también llamados "buzones de dinero") que la mafia controla y utiliza para blanquear el dinero procedente de actividades ilícitas propias del crimen organizado. El actor de Londres, cuya imagen ha quedado ligada a las producciones de Christopher Nolan "Origen" y "El Caballero Oscuro: La leyenda renace", encabeza el reparto deLa entregajunto a la noruega, de ancestros españoles, Noomi Rapace que, tras su éxito como "Lisbeth Salander" en la saga "Millennium", ha despegado a nivel internacional gracias a "Prometheus" o "Sherlock Holmes: Juego de sombras". Fallecido en 2013, James Gandolfini (Los Soprano) encarna su último papel en el cine.