Jappeloup. De padre a hijo

Jappeloup. De padre a hijo

Sinopsis

Pierre Durand abandona su prometedora carrera como abogado para dedicarse a su máxima pasión: la equitación. Con el apoyo de su padre, gasta todo su capital en un desconocido caballo, Jappeloup, de carácter indómito y con pocas aptitudes, a priori, para el salto de obstáculos. Sin embargo, tras duras e incansables sesiones de entrenamiento, Pierre está listo para competir. Tras unos pésimos resultados en los Juegos Olímpicos de 1984, Pierre quiere seguir adelante con la vista puesta en Seúl 88.

El competente director canadiense Christian Duguay posee un denso currículum cinematográfico y televisivo a nivel internacional. Películas como "Caza al terrorista" o "El arte de la guerra" además de telefilmes como "Hitler, El reinado del mal, "Juana de Arco" o "Coco Chanel" son prueba suficiente de su calidad como realizador. Ahora le llega la oportunidad de llevar a la gran pantalla la historia del jinete francés Pierre Durand y su caballo Jappeloup, que llegarían a alcanzar la gloria deportiva con la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Seúl (1988). "Jappeloup. De padre a hijo" es un drama biográfico deportivo que nos sumerge en el mundo de lacompetición ecuestre de saltos, dónde, a base de sacrificio y esfuerzo constante, un caballo pequeño y poco apto para la competición, conducido por su jinete Pierre Durand y con los apoyos de su padre, su mujer Nadia y la moza de cuadras, alcanza el lugar más alto en las Olimpiadas de Corea delSur.

El ganador del César francés al Mejor Director en 2007 por el excelente thriller "No se lo digas a nadie", el polifacético Guillaume Canet (El caso Farewell) protagoniza "Jappeloup. De padre a hijo", al encarnar a Pierre Durand. Canet, gran aficionado a los caballos, se encarga también del guión de la cinta. En el reparto, nos encontramos a Marina Hands (Lady Chatterley), Daniel Auteil (Caché), Tchéky Karyo (Dos policías rebeldes) y a Donald Sutherland (Gente corriente), que hace un cameo en la película.