Ayer no termina nunca

Ayer no termina nunca

Sinopsis

Dos viejos conocidos, un hombre y una mujer, se reencuentran en Barcelona cinco años después. Tras recibir una carta de su ex mujer, J. ha decidido regresar de Alemania para volver a intentarlo y cerrar, de una vez por todas, las heridas del pasado. Sin embargo, al verse cara a cara con C., la dolorosa perdida pasada de un hijo en común a causa de recortes presupuestarios ensanidad, sale inmediatamente a flote, interponiéndose de nuevo en el amor de la pareja y la felicidad anhelada.

Procedente del mundo de la publicidad, donde cosechó numerosos premios por sus spots audiovisuales, Isabel Coixet se ha convertido, por meritos propios, en uno de los referentes del cine de autor nacional, en la actualidad, tras su debut cinematográfico con "Demasiado viejo para morir joven" en 1989, ópera prima que le supuso su primera candidatura a los Goya en la categoría de director novel. En 1996, "Cosas que nunca te dije", un drama rodado en inglés y que contaba con Andrew McCarthy y Lili Taylor como protagonistas, le catapultó a la fama en el circuito underground y le valió otra nominación a los Goya como guionista. Tras fundarsu propia productora, Miss Wasabi Films y rodar videoclips para Alejandro Sanz o Sexy Sadie, llega el indiscutible éxito, en 2005, con "La vida secreta de las palabras", junto a Tim Robbins y Sarah Polley, que le supone cuatro premios Goya (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Producción y al Mejor Guión). Después de diversos proyectos como "Paris, jet´aime" o "Elegy" (con Ben Kingsley y Penélope Cruz), donde deja muestras innegables de su talento narrativo y visual, llega un nuevo melodrama a la gran pantalla, "Ayer no termina nunca", inspirado en la obra teatral "Antes te gustaba lalluvia" de Lot Vekemans, sobre el desamor de una pareja propiciado por la tragedia: el fallecimiento de un hijo a causa de una negligencia médica, con la magnitud de una despiadada crisis económica de fondo.

Isabel Coixet ha reclutado para los papeles principales de la película a Javier Cámara y a Candela Peña, dos estupendos actores que ya habían coincidido antes en "Torremolinos 73" de Pablo Berger y que demuestran, una vez más, su estupenda química en pantalla. Cámara es un actor todoterreno, capaz de sobresalir tanto en la comedia (7 vidas, Que se mueran los feos) como en el drama (Los girasoles ciegos, Hable con ella) y en "Ayer no termina nunca", encarna a un hombre que intenta tener una nueva oportunidad en el amor con su ex mujer, caracterizada por Peña. La actriz catalana es asidua al género melodramático, como hemos podido comprobar en "Te doy mis ojos", "Princesas" o la reciente "Una pistola en cada mano", que le han valido el reconocimiento de la Academia con sus respectivos tres premios Goya.