Moonrise Kingdom

Sinopsis

Nueva Inglaterra, 1965. Sam es un boy scout con evidentes problemas para relacionarse con otros chicos de su edad hasta que un día conoce a Suzy, su alma gemela. Desde el primer momento, conectan y se hacen inseparables en su búsqueda de un lugar mágico, su propio reino de los sueños, donde vivir juntos sin injerencias ajenas. Escaparse es inevitable, dejar a sus familias y todo lo que conocen también, por lo que adoptan una playa cercana como su nuevo hogar, pero los adultos no lo permitirán.

El versátil e inclasificable realizador texano Wes Anderson, dos veces nominado al Oscar por "Fantástico Mr.Fox" (Mejor Película Animada) y por "Los Tenenbaums. Una familia de genios" (Mejor Guión compartido con Owen Wilson), vuelve a la gran pantalla, tras encandilar al público y a la crítica con las originales comedias "Life aquatic" y "Viaje a Darjeeling", con una conmovedora historia de amor infantil, teñida de surrealismo y de fina ironía, rodeada de elementos dramáticos que destilan las complejas relaciones de los adultos en la trama. "Moonrise Kingdom", nominada a la Palma de Oro como Mejor Película en el último Festival de Cannes, nos lleva a una especie de país del Nunca Jamás, en el que dos chicos se refugian, en un lugar idílico que constituye su propio reino de amor e ilusión (una playa), huyendo de la hostilidad y de la infelicidad del mundo real, en un acto ingenuo lleno de amor y esperanza para renegar de la superficialidad y de la falta de valores morales que afectan a los mayores.

Los dos jóvenes actores protagonistas Jared Gilman y Kara Hayward debutan en el mundo del cine con esta original puesta en escena del amor adolescente, del primer amor con mayúsculas dentro del particular universo de Anderson. También nos encontramos en "Moonrise Kingdom" al incombustible Bruce Willis, que alterna últimamente el género de acción con otros proyectos como éste, casi siempre con éxito, dentro de una carrera inmaculada como estrella consolidada de Hollywood gracias a un sinfín de cintas, ya convertidas en clásicos del cine contemporáneo, como la saga de "La Jungla de cristal", "El sexto sentido", "Pulp fiction" o "El Quinto Elemento". Le acompañan actores de renombre como Edward Norton, dos veces nominado al Oscar por "Las dos caras de la verdad" y por "American History X", quizás más reconocido por el público gracias a "El club de la lucha" o a "El ilusionista", que encarna al jefe de pelotón de los scouts al que pertenece Sam; Bill Murray, uno de los iconos de la comedia gamberra de los 80 gracias a "El pelotón chiflado", Los cazafantasmas" o la posterior "Atrapado en el tiempo"; la andrógina Tilda Swinton (Las crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario, Tenemos que hablar de Kevin); Jason Schwartzman, uno de los actores fetiches de Anderson al que hemos visto en "Viaje a Darjeeling" o prestando su voz en "Fantástico Mr.Fox"; la magnífica musa del universo de los Coen, Frances McDormand (Fargo, Arizona Baby) y el excelente veterano Harvey Keitel, que no necesita ningún tipo de presentación y al que recordamos de películas como "Taxi Driver", "El piano" o "Reservoir Dogs".