Sueño y silencio

Sueño y silencio

Sinopsis

Un matrimonio, Oriol y Yolanda, residente en París, se encuentra de vacaciones en España, junto a sus dos hijas, cuando sufren un accidente de coche en la zona del Delta del Ebro. A partir de este momento, la pareja empieza a ser consciente de la levedad del ser humano, de lo efímera que puede llegar a ser la existencia, de la importancia de vivir el día a día como si fuera el último segundo. La familia se vuelve más unida ante la tragedia y más consciente de la verdadera existencia.

Drama experimental a cargo del realizador catalán Jaime Rosales, responsable de algunas piezas vanguardistas como "La soledad" o "Tiro en la cabeza" (en algunos casos, bastante incomprendidas por la crítica y el público) y que obtuvo el FIPRESCI Prize de la Crítica Internacional del Festival de Cannes con "Las horas del día" en 2003. En "Sueño y silencio", largometraje en blanco/negro y sin diálogos, vuelve a mostrarnos su universo peculiar sobre la naturaleza humana, en esta crónica audiovisual de una familia que sufre un terrible accidente de tráfico y que ve cómo cambia su percepción de la realidad en la que viven, donde el drama y la tragedia, auspiciado por la complicidad de los silencios, flotan en el aire durante todo el metraje. Coproducción franco-española en la que Rosales ha contado con el apoyo y la intervención del pintor mallorquín Miquel Barceló, polémico e innovador en la concepción de su arte, que, sin duda, ha tenido bastante que decir en el estupendo uso de la iluminación(natural, no artificial) en esta propuesta experimental.

El reparto de "Sueño y silencio" es meramente amateur, en el que destaca la pareja protagonista formada por Oriol Rosselló y Yolanda Galocha, que dan vida al matrimonio sobre el que gira la trama dramática de este docudrama experimental. Dentro del elenco coral, hay que destacar la participación también de Jaume Terradas, Laura Latorre y Alba Ros, todos ellos debutantes, lo que imprime a la película una mayor sensación de autenticidad.