Alps

Sinopsis

Una enfermera, en turno de noche, se ocupa de consolar a los familiares de los fallecidos. Una gimnasta que vislumbra el ocaso de su incipiente carrera mantiene una relación cruel y sádica con su entrenador. Estos tres perdedores son reclutados por un conductor de ambulancias que ha montado una empresa, llamada Alps (en honor de los Alpes), que se dedica a reemplazar a los muertos como buenos actores, a petición de las familias, en la vida cotidiana para contrarrestar el dolor por las pérdidas.

Si en la controvertida, pero bastante original, "Canino", que obtuvo premios destacados en Festivales de Cine como el de Cannes o el de Mar de Plata (si añadimos una nominación a los Oscar como Mejor Película Extranjera, en habla no inglesa), el realizador griego Giorgos Lanthimos indagaba en las relaciones humanas, en un contexto lleno de violencia y de represión de los instintos naturales de los hombres en un territorio desolado y surrealista, en su siguiente propuesta visual, "Alps", vuelve a sumergirnos en su particular cosmos onírico en el que varios elementos de la sociedad (una enfermera, una gimnasta y su tutor más un conductor de ambulancia sin escrúpulos) forman parte de una troupe de actores que se meten en el papel (nunca mejor dicho) de recién fallecidos para seguir manteniendo la ilusión y la esperanza irreal de los familiares que les contratan. El guión de Efthymis Filippou y Giorgos Lanthimos, premiado en el Festival de Cine de Venecia en el 2011, nos recuerda al universo de otros grandes cineastas como Hanecke o Buñuel que suelen abusar del lenguaje simbólico, de la locura humana, de lo macabro para definir la historia que nos quieren contar.

En "Alps", Lanthimos cuenta con un reparto, eminentemente griego, para esta propuesta original y arriesgada que intenta asomar a una ventana el alma humana, encabezado por el desconocido Aris Servetalis (S1ngles, Eisai to tairimou), el debutante Johnny Vekris, Aggeliki Papoulia (Canino) y la joven Ariane Labed (Attenberg).