Tenemos que hablar de Kevin

Tenemos que hablar de Kevin

Sinopsis

Eva, una escritora, está viviendo una etapa plena en satisfacciones personales. Casada con Franklin, un fotógrafo publicitario, deciden tener un hijo, a pesar de haber pasado ya los cuarenta años. Durante el embarazo, surgen las primeras dificultades entre el matrimonio y Eva empieza a sentirse poco deseada por su marido. La llegada del recién nacido, Kevin, plantea a su madre serias dudas sobre su capacidad para criarlo y, con el tiempo, la relación con su hijo será fría y distante.

Drama psicológico, con elementos de thriller, sobre las complejidades en las compatibilidades de la maternidad con la vida matrimonial desde el punto de vista de la mujer, en las que una mujer madura (ya en los cuarenta años) se queda embarazada, con muchas dudas, con la perspectiva de que tener un hijo supone la guinda a una existencia acomodada y feliz. Sin embargo, desde el nacimiento, empiezan a aparecer los problemas tanto en el matrimonio como en la propia autoestima de la mujer, en la consabida responsabilidad de ser madre y la personalidad problemática de su hijo que le hacen distanciarse profundamente de él, llegando a cuestionarse los sentimientos que tiene hacia Kevin. La directora británica independiente Lynne Ramsay (Ratcatcher, El viaje de Morvern) compone este cuadro impresionista sobre el universo femenino, dedicado a aquellas mujeres que al ser madres sesienten poco atractivas, rechazadas sexualmente por sus maridos y que pierden su independencia en sacrificio de la familia, que se mueven en un vacío existencial y no son conscientes de la responsabilidad que conlleva educar y criar a un hijo hasta que es demasiado tarde. "Tenemos que hablar de Kevin" ha obtenido una buena repercusión en su tránsito por los Festivales de Cine más importantes, como el de Cannes, donde estuvo nominada a la Palma de Oro a la Mejor Película, al igual que en los BAFTA Awards o en los British Independent Film Awards, gracias, en gran medida, a la sobresaliente interpretación de su protagonista Tilda Swinton (nominada a los Globos de Oro y ganadora del Premio a la Mejor Actriz Europea en 2011).

La andrógina actriz Tilda Swinton, conocida por el público internacional por su papel de la bruja blanca en "Las crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario" o su intervención en films del calibre de "Michael Clayton" o "Quemar después de leer" de los Coen, lleva el peso de este intenso drama en el papel de la compleja Eva Khatchadourian junto al camaleónico actor John C. Reilly, que se desenvuelve a las mil maravillas en cualquier género: desde la comedia (Hermanos por pelotas), el drama (Boogie Nights, Magnolia) hasta el musical (Chicago). En "Tenemos que hablar de Kevin" también hay que destacar la participación de Siobhan Fallon (El negociador, Bailar en la oscuridad) o el joven Ezra Miller (Californication).

Últimas películas del director Lynne Ramsay